Vilanova i la Geltrú es una ciudad abierta al mar y rodeada de viñedos ideal para pasar unos días en familia. Los pequeños de la casa podrán descubrir y disfrutar de las playas poco profundas, participar de las fiestas populares, jugar en sus amplias plazas y calles, conocer la historia de manera original y divertirse con actividades especialmente pensadas para ellos.

En la capital del Garraf, también conocida como L’Havana Xica (La Habana Chica) ,hace buen tiempo casi todo el año y no puede estar ubicada en mejor lugar. A pesar de estar a sólo 30 minutos de Barcelona y de Tarragona, a 5 minutos de Sitges y junto al Penedès, aún es un destino poco conocido por el turismo de masas. ¡Ideal para los que viajamos con niños!

Además, Vilanova y la Geltrú cuenta con la marca de Destino de Turismo Familiar (DTF), que otorga la Generalitat de Cataluña a las poblaciones que son especialmente sensibles a las necesidades de las familias con niños. Si te animas a visitarla, aquí tienes 10 planes para disfrutar de Vilanova y la Geltrú en familia:

1. Excursión por el Espacio Natural dels Colls Miralpeix con kayak o lancha.

El Espacio Natural de Colls Miralpeix ofrece un paisaje muy singular y autóctono que sólo podemos encontrar en el Garraf. Entre Vilanova y la Geltrú y Sitges hay una costa rocosa, llena de pequeñas calas y acantilados que no tiene nada que envidiar a la Costa Brava.

La excursión por este espacio se puede hacer caminando, siguiendo la costa. Pero sin duda, una de las mejores maneras de conocer este espacio natural tan desconocido es navegando por sus aguas. Durante casi todo el año se puede disfrutar del mar con actividades náuticas en unas aguas tranquilas y seguras.

Según la edad y la condición física de los niños (y los padres), puede optar por hacer una excursión en kayak para conocer las diferentes calas y cuevas o puede ser el capitán de su propio barco, alquilar una lancha (sin titulación) y navegar a su aire por este paraje. Una aventura que los más pequeños difícilmente olvidarán!

A post shared by cota.zero (@cota.zero) on

 

2. Convertirse en un pintor Romántico

Tu hijo podrá convertirse en pintor por un día. En la Masia d’en Cabanyes podrá realizar una visita – taller infantil donde le enseñarán las claves del Romanticismo pictórico: sus valores, que les inspiraba, los colores, las formas, el interés por el paisaje y la naturaleza. Y además lo pondrá en práctica. Podrá expresar su creatividad y por un día se convertirá en pintor romántico. Una propuesta de lo más original.

A post shared by Masia Cabanyes (@masiacabanyes) on


Pero como adulto tampoco tendrás tiempo de aburrirte. Puedes aprovechar para visitar la casa-museo. La Masia d’en Cabanyes es localización de muchos rodajes y tu cuenta de Instagram te lo va a agradecer 😉 Además es la sede del mejor festival de medio formato de música de España: el Vida Festival.

A post shared by Masia Cabanyes (@masiacabanyes) on

Déjate seducir por sus estancias originales del siglo XIX, las pinturas, la decoración o los objetos de época, sus jardines o el bosque. Un lugar que te inspirará!

 

3. Viajar por un instante a la Habana, Cuba!

Hasta Shakira o Neymar han viajado hasta La Habana para grabar sus anuncios. Pero no han tenido que tomar un avión hasta Cuba. Les ha bastado con acercarse hasta la plaza de la Vila de Vilanova i la Geltrú.

Y es que Vilanova i la Geltrú es conocida como La Habana Chica, por su pasado colonial y marinero. Los americanos que volvieron con fortuna de las Américas revolucionaron aquella pequeña ciudad a inicios del siglo XIX hasta convertirla en un punto dinámico y moderno. La arquitectura local aún hoy en día se ve sacudida por edificios públicos y privados, monumentos e infraestructuras de estilo cubano.

El nombre de La Habana Chica cobra toda su fuerza a la Plaza de la Vila. Este espacio respira una arquitectura colonial con sus características porticadas, las palmeras, los genuinos azulejos y el monumento al indiano Josep Tomàs Ventosa.

Un espacio amplio siempre lleno de niños corriendo y jugando al que se podrá sumar tu hijo. Tu también tendrás tu propio momento de relax en la Habana. Tómate un café en la terraza de la Carpeta Moderna o un vermut en el Celler de Can Solà.

 

4. Descubre las artes de pesca en una barca

En el puerto pesquero de Vilanova i la Geltrú puedes conocer los diferentes artes de pesca y especialmente cómo se pesca y se conserva la famosa gamba de Vilanova. A través de una experiencia guiada, tendrás la oportunidad de subir a un barco de gamba, atracado en el puerto, para ver su funcionamiento interior y las cámaras de congelación. El patrón te explicará lo más importante sobre la captura de la gamba.

A post shared by jjtrejo Vip Member (@jjtrejo) on

También podrás presenciar la llegada de las barcas y la posterior subasta del pescado en el edificio de la Lonja. Una actividad en familia donde podrás conocer las capturas más habituales que se realizan en la costa de Vilanova i la Geltrú y también cuáles son los platos marineros más típicos de la gastronomía local. ¡Una experiencia para chuparse los dedos!

 

 

5. Música y teatro en familia

La capital del Garraf tiene infinidad de propuestas culturales a lo largo de todo el año de tipo familiar, como la Fira de Contes Conte Va!, la celebración día Internacional del Circo, los Tres Tombs, la Festa Major o el Carnaval, entre otros. Y a la vez ofrece una programación estable de espectáculos familiares.

En el marco de la programación cultural “Escena”, el Teatro Principal y el Auditorio Eduard Toldrà se coordinan para ofrecer una programación conjunta familiar de teatro, música, circo y danza. En el Teatro Principal, un espacio con más de 200 años de historia, se puede encontrar los espectáculos de las diferentes artes escénicas, mientras que el moderno auditorio Eduard Toldrà puede disfrutar de los conciertos de música pensados especialmente para los más pequeños.

 

6. Disfrutar de la playa

Uno de los principales atractivos de Vilanova y la Geltrú son sus playas y el hecho de que casi todo el año hace buen tiempo. Frente al paseo marítimo puedes encontrar playas como la de Ribes Roges, anchas y de arena fina donde tu hijo puede jugar y campar libremente.

Además como madre o padre no sufrirás para que se pueda perder ya que son playas tranquilas y nada masificadas. Por si fuera poco, el agua es poco profunda, y los pequeños tienen que caminar mucho hasta que el agua llegue a cubrirlos.

Los más aventureros y amantes de la naturaleza podéis acercaros a la Platja Llarga, una de las pocas playas vírgenes que aún quedan en el litoral catalán. Está situada en el extremo sur de Vilanova i la Geltrú y forma parte de una antigua zona de humedales y dunas litorales del delta del río Foix.

Un lugar con encanto más allá de la arena y el agua ya que a los pocos metros se transforma en una zona con vegetación cada vez más espesa hasta llegar a zonas inundables que en algunos momentos del año son humedales.

 

7. ¡Pasajeros al tren!

Es muy curiosa la fascinación que los niños sienten por los trenes. Seguro que tus hijo le dice adiós al tren al pasar o cuando sube en un trenecito turístico saluda a todo el mundo.

En el Museo del Ferrocarril de Cataluña puedes hacer un auténtico viaje por la historia del país a través del ferrocarril: desde las primeras locomotoras a vapor hasta los últimos trenes diesel.

También es muy didáctico el audiovisual “Sube al tren de la historia”, una experiencia para grandes y pequeños en torno a este instrumento clave para entender la industrialización.

Si aún no habéis tenido bastante con los trenes, los domingos por la mañana tu hijo puede darse una vuelta por el circuito del Parque de Ribes Roges con el tren en miniatura. El recorrido imita los trenes de verdad, e incluso tiene una estación y un apeadero. Y en época estival, también puede hacer un recorrido por los principales puntos turísticos de la ciudad con el trenecito turístico.

 

8. Tutti Frutti, los mejores helados de Vilanova y del mundo!

Uno de los secretos mejores guardados por los locales es la heladería Tutti Frutti. El artesano Rafael Hueso ha sido reconocido como uno de los mejores heladeros del país y está entre los 20 mejores del mundo.

¡No te pierdas sus helados italianos de elaboración artesana! Además de los sabores más clásicos cada temporada también hay lugar para la innovación: helados de espinacas, de pétalos de rosa o de crema catalana son algunas de las especialidades que podrás probar. ¡Están para chuparse los dedos!

A post shared by e s t e l l a ★— (@e_cid) on

El Tutti Frutti se encuentra en la Rambla Principal de Vilanova i la Geltrú, ¡la rambla más larga de Cataluña! Así que puedes aprovechar para pasear mientras degustas estos helados. Un espacio amplio y totalmente peatonal perfecto para dar un paseo con la familia. La Rambla funciona como eje vertebrador de la vida de la ciudad y comunica el centro con bax a mar.

Una buena alternativa al Tutti Frutti, dependiendo en el punto de la ciudad en el que te encuentres es Artic Gelat Artesà, en la plaza de Les Cols. Helados artesanales de sabores tradicionales y también innovadores. ¡Buenísimos!

 

9. La despensa de la abuela en Can Papiol

Can Papiol es una casa-museo que evoca la vida cotidiana de una familia acomodada del siglo XIX a través del ambiente de sus estancias, decoradas con mobiliario y ornamentos de la época. Programa visitas adaptadas para los pequeños de la casa, para que toda la familia pueda descubrir cómo se vivía en una casa como ésta ya hace unos cuantos años.

La despensa de la abuela es una visita temática en Can Papiol centrada en la cocina y la conservación de los alimentos en el siglo XIX. Toda la famila podrá conocer qué comían, cómo cocinaban y qué utensilios utilizaban para preparar las comidas en aquella época.


Los métodos de cocción y de trabajar los alimentos e incluso el sabor de la comida eran muy diferentes a lo que estamos acostumbrados hoy en día. Durante la visita también podrás conocer cómo eran las costumbres a la hora de servir los platos y sentarse en la mesa.

 

10. La fachada marítima y la gastronomía marinera

La fachada marítima de Vilanova i la Geltrú es una de las más largas y con más historia de la costa catalana. Desde la ermita de Sant Cristòfor hasta la de Sant Gervasi puedes encontrar muchos atractivos para disfrutar en familia. Como el far de Sant Cristòfor, el antiguo molino de mar, las barcas de pescadores en el puerto pesquero, la lonja del pescado, las embarcaciones de lujo en el puerto deportivo, el parque de Ribes Roges, el paseo marítimo, las casas señoriales de estilo colonial y las pequeñas casas de pescadores, la escultura de la Pasifae o los chiringuitos en las playa.

Y de tanto caminar seguro que te entra el hambre. ¡No puedes irte de Vilanova i la Geltrú sin disfrutar de la cocina marinera y de pescadores! En muchos restaurantes tendrás la oportunidad de comer el pescado y marisco fresco recién llegado de las barcas de pesca.

Los más pequeños (y los grandes también) seguro que se chuparán los dedos cuando prueben la gamba de Vilanova. Además puedes encontrar platos genuinos, transmitidos de generación en generación, como el bull de tonyina, l’all cremat, el rossejat o la sípia a la bruta.

¡Hola, soy Joe!

¡Hola, soy Joe!

Un elefante que en bicicleta va. ✈︎ Después de viajar a lo largo de 20 países por África, América, Asia y Europa , ahora siento la magia de redescubrir el mundo con la mirada de un niño. Estoy aquí para que tú también dejes volar tu imaginación y te inspires para viajar con tus hijos. ¿Quieres saber más?

¿Quieres viajar como los  Elefantes en Bicicleta?

Deja volar tu imaginación y inspítrate para viajar en familia con nuestros relatos de viajes, info útil, ideas, recursos y guías prácticas.

¡Ya formas parte de Elefantes en Bicicleta! Gracias ;)

Escribe tu nombre y mail para que te envíe la guía gratuita

 

35 herramientas útiles para tu próximo viaje en familia y alguna otra sorpresa durante los siguientes días para que viajes como los elefantes en bicicleta ;)

¡Ya formas parte de Elefantes en Bicicleta! Te enviaré un mail para acceder a la guía. Gracias ;)

Pin It on Pinterest

Share This