Woooooooow

 

Esto será lo primero que salga de tu boca cuando llegues a las llanuras de Velika Planina y veas las cabañas de madera sacadas como de una fábula.

 

En ese momento te preguntarás: ¿Quién debe habitar en este lugar fantástico?

 

Te quedarás esperando, ansioso, para comprobar quién sale de las cabañas. ¿Será algún ser mágico?

 

Puede que dejes volar tu imaginación y te pasen por la cabeza:

 

  • ¿Los hobbits?
  • ¿Los gnomos?
  • ¿Los elfos?

 

Pero más vale que vuelvas a la realidad.

 

En las cabañas viven pastores de 13 aldeas de Velika Planina y Krvavec.

 

 

Cada año, al final de la primavera en Velika Planina empiezan a sonar los cencerros de las vacas que anuncian la llegada de los pastores.

 

Estos prados mágicos te invitan a conocer el sencillo estilo de vida de uno de los pueblos de pastores más grandes de Europa.

 

Aprender de sus costumbres es toda una lección de etnografía.

 

Además de flipar con la arquitectura de las cabañas de madera, en Velika Planina los pastores te invitarán a degustar las delicias caseras de leche o comer su típico almuerzo – la leche agria y žganci.

 

Y si eres más activo, estos pastos te ofrecen múltiples opciones. Desde paseos entre prados verdes, treckings por el altiplano hasta rutas en bicicleta por la montaña.

 

Si quieres descubrir por qué Velika Planina es un pueblo de pastores mágico, sigue leyendo.

 

1. ¿Dónde está Velika Planina en el mapa?

 

Velika Planina es una zona de montaña situada a menos de 50 kilómetros de Ljubljana, en dirección nordeste.

 

Se trata del pasto de montaña más extenso de Eslovenia y el que se encuentra a mayor altura, desde 1.400 a 1.666 metros.

 

Se extiende por los Alpes de Kamnik y de Savinjal y está situado sobre el valle de Bistrica.

 

De hecho, Velika Planina es una meseta formada varios pastos: los de Velika Planina, Mala Planina, Gojska Planina y por las montañas Dol y Konjscica.

 

En el paisaje dominan las grandes praderas pero también encontrarás dolinas, cuevas y huecos, típicos del territorio kárstico.

Velika Planina

Kamnik

Stahovica

Teleférico Velika Planina

Zeleni Rob

Cumbre del pico Gradisce

Capilla de Santa María de las Nieves

Nacimiento del río Kamniška Bistrica

Parking garganta Veliki Predaselj

2. ¿Cómo llegar a Velika Planina?

 

Para llegar a Velika Planina hay varias rutas y senderos señalizados,

 

Uno de ellos es el que parte desde Stahovica por el antiguo camino ganadero, de unos 8 kilómetros de subida.

 

Aunque una opción menos cansada, y la que te recomiendo, es que subas a Velika Planina en teleférico.

 

 

La estación del teleférico a Velika Planina se encuentra a sólo 10 km de la ciudad de Kamnik. Y a 33 km de Ljubljana, unos 45 minutos en coche.

 

Así que puedes hacer una excursión de un día sin problema.

 

Para llegar desde Ljubljana dirígete a Kamnik. Una vez allí sigue las indicaciones hacia Kamniška Bistrica-Gornji Grad.

 

IMPORTANTE: La carretera gira a la izquierda en el pueblo de Stahovica (después de 6 km), y es fácil que sigas recto.

 

Yo me pasé está salida y tuve que hacer unas cuantas curvas más de ida y de vuelta. Así que mejor que estés atento en este punto.

 

Sigue siempre las indicaciones hacia Kamniška Bistrica y la estación del teleférico.

 

4 kilómetros pasado Stahovica encontrarás un parking (gratuito) a mano derecha de la carretera y la estación del teleférico a mano izquierda.

 

Puedes consultar los precios y horarios del teleférico aquí.

 

En menos de 10 minutos pasarás de los 540 metros de altura del valle a los 1.407 de la montaña de Smmovec.

 

Desde la estación superior del teleférico puedes continuar caminando hasta la cima de la montaña (30 minutos a pie de subida).

 

Simplemente sigue las señales de madera hasta Velika Planina. Primero pasarás por el alojamiento de Zeleni Rob y luego debes seguir el camino hasta el poblado de pastores.

 

Una alternativa más cómoda es subir en telesilla a la cumbre del pico Gradisce a 1.668 metros.

 

 

Desde esta cima, el poblado de pastores está a sólo 15 minutos de bajada.

 

El telesilla también tiene una estación intermedia en Zeleni Rob. Puedes bajarte allí y pasear un poquito más.

 

Nosotros subimos en teleférico y telesilla y es una experiencia que te recomiendo.

 

 

El paisaje con las montañas, los prados y las cabañas de madera a vista de pájaro es espectacular!

 

3. ¿Cuál es el mejor momento para visitar Velika Planina?

 

A principios de junio, los pastores llevan su ganado a Velika planina y permanecen allí durante tres meses.

 

Este es el mejor momento para visitar Velika Planina, desde junio hasta septiembre, cuando los pastos están más animados y llenos de vida.

 

También es el momento en que encontrarás más turistas. Además, los fines de semana de verano se llena de excursionistas.

 

Así que, aunque en verano sea la mejor época para visitar Velika Planina, si puedes, evita los fines de semana.

 

Una alternativa es ir fuera de temporada alta. No encontrarás a los pastores ni las vacas, pero tampoco tantos turistas. El teleférico y el telesilla están abiertos todo el año.

 

Para encontrar menos visitantes también puedes acercarte hasta Mala Planina (a unos 20 minutos de Velika Planina).

 

Nosotros fuimos la primera semana de julio y tampoco encontramos muchos turistas, la verdad.

 

En invierno Velika Planina se convierte en un lugar mágico. La montaña se convierte en una pequeña estación de esquí, donde puedes tirarte en trineo, esquiar o caminar por las laderas cubiertas de nieve.

 

4. El pueblo de pastores mágico en Velika Planina

 

Una vez el telesilla nos dejó en la cima de Velika Planina, subimos a pie unos pocos metros en dirección contraria al telesilla, hasta la cumbre del pico Gradisce.

 

Desde este punto ya se divisa el poblado de pastores. A tan sólo 10-15 minutos de bajada caminando desde este punto.

 

 

En los pastos de la meseta de los Alpes de Kamnik y de Savinjal hay alredor de 200 cabañas.

 

De estas, 63 forman el asentamiento de pastores.

 

 

La forma ovalada de las cabañas con sus tejados que llegan casi al suelo hace que parezcan sacadas de un cuento.

 

Su típica arquitectura es el símbolo de Velika Planina.

 

 

Estas cabañas se las conoce com bajtes y tradicionalmente eran asentamientos provisionales para los pastores que subían con el ganado y se quedaban allí todo el verano.

 

Los batjes están cubiertas por unas tejas de madera de abeto o alarce llamadas sinkelni. Esto hace que a las cabañas sean impermeables y combatan el frío y la humedad.

 

Se tiene constancia de estos asentamientos desde la Edad Media, aunque actualmente las cabañas que encontrarás no son las originales.

 

 

En 1945, los nazis quemaron todas las cabañas y la capilla. Y después de la Segunda Guerra Mundial fueron reconstruidas siguiendo el estilo tradicional.

 

También hay una zona separada de cabañas tradicionales para uso turístico y donde te puedes alojar.

 

5. El sencillo estilo de vida de los pastores

 

Los pastores continúan con la tradición de subir a Velika Planina desde principios de verano hasta octubre.

 

Y mantienen su sencillo estilo de vida basado en el pasto de las vacas y la elaboración de productos lácteos.

 

Hoy en día los pastores son en su mayoría jubilados que tienen tiempo para realizar estas tareas en verano.

 

Aún así, es admirable que continúen el legado de sus ancestros.

 

Aprender de sus costumbres es toda una lección de etnografía.

 

 

Si eres de los que te gusta conocer las costumbres y forma de vida de los pueblos a los que viajas, no tardes en visitar este lugar antes de que desaparezca como modo de vida tradicional y se convierta en un parque temático más.

 

 

Ya hoy en día este estilo de vida tradicional convive con la estación de esquí, albergues, refugios alpinos y cabañas turísticas.

 

Para conocer un poco más de esta cultura, puedes visitar el Museo Preskar, que muestra la vida de los pastores en el siglo XIX.

 

Es una cabaña pequeña y modesta sin chimenea ni ventanas, como solía ser antes de la guerra.

 

Podrás ver una colección de ropa y herramientas, y aprender sobre los hábitos cotidianos y las costumbres de los pastores.

 

Incluso descubrir cómo atrapaban a los ratones o cómo lo hacían para mantenerse despiertos en el pasto.

 

6. Coge fuerzas con el almuerzo de los pastores

 

A parte de conocer sus costumbres, en Velika Planina también puedes probar la comida típica de los pastores.

 

Después de la caminata por los pastos, no sería una mala idea que repongas fuerzas con el contundente almuerzo de los pastores, a base de leche agria y žganci.

 

En la zona de alojamientos de Zeleni Rob también encontrarás un pequeño restaurante donde coger fuerzas con los platos típicos de montaña, como pueden ser jota (sopa de col fermentada), ričet (un tipo de sopa espesa), gulash y salchichas con col fermentada, žganci de trigo sarraceno y štruklji con queso.

 

Además, en algunas de las cabañas podrás probar su queso casero y otros productos lácteos.

 

El trnič es conocido com el queso del amor. Tiene forma de pera o como de pecho. Y está hecho de la nata de la leche con un poco de sal.

 

trnič queso
Foto vía www.visitkamnik.com.

 

Según la tradición, los pastores se lo regalaban a sus novias y esposas al final de la temporada de aislamiento en la montaña. Era un signo de amor y fidelidad.

 

El pastor también regalaba el queso como declaración de amor o como una promesa de matrimonio. Si la chica aceptaba, consentía el cortejo del pastor.

 

7. La vaca que ríe

 

Cada pastor tiene alrededor de 8-10 vacas, y en total hay alrededor de 280-300.

 

Las vacas pastan sin rumbo en pequeños grupos mientras los visitantes se acercan lo máximo posible para sacar un selfie.

 

Pero aunque parezcan mansas, ¡ten cuidado!

 

A parte de las cabañas de los pastores, las vacas de Velika Planina también nos impresionaron.

 

 

Sobretodo cuando una de ellas se puso a correr hacia nosotros.

 

¿Has visto alguna vez una vaca correr hacia ti? ¡Eso sí que impresiona!

 

 

Las vacas en Velika Planina son grandes, corpulentas, están en forma y se alimentan muy bien.

 

Nada que ver con las vacas flacas que se alimentan de pienso en las granjas.

 

Así que si las ves correr hacia ti te vas a c**** de miedo.

 

 

Bromas a parte, estos animales son inofensivos. Lo que no quita que nos impactara ver como una de ellas se acercaba hacia nosotros al trote.

 

Más tarde, nos paramos de echarles fotos.

 

Las vacas de Velika Planina, sobre los pastos verdes y las montañas de los Alpes de Kammik de fondo parecen un anuncio de chocolate.

 

O mejor dicho, el anuncio de la vaca que ríe. Y es que en estos pastos las vacas son felices 😛

 

8. Un paseo entre pastos verdes

 

Velika Planina es un paraíso para los excursionistas. Ofrece muchas rutas para paseos y treckings más largos.

 

Los puedes combinar sin problema con la visita a los lugares de interés etnológico y natural.

 

Desde la estación superior del teleférico puedes subir a pie hasta Velika Planina, pasando por Zeleni Rob (30 minutos a pie).

 

 

Desde Zeleni Rob puedes continuar tu paseo hacia Mala Planina (20 minutos). Un asentamiento de pstores más pequeño con varias casas de alojamiento.

 

Otra alternativa desde Zeleni Rob es que sigas la ruta que conduce a la montaña Konjščica (15 minutos) y después descender a la montaña Dol.

 

Si te vas más la marcha, puedes ascender desde el valle a Velika Planina a pié. Los senderos están bién señalizados.

 

Desde Stahovica la ruta pasa por Mala Planina, Gojska Planina hasta Velika Planina (unas 3 horas). Unos 7-8 Km de subidas por el antiguo camino ganadero.

 

Puedes encontrar más información sobre estas rutas en la oficina de turismo de Kamnic.

 

Las rutas de BTT también ganan terreno y Velika planina también ofrece muchas posibilidades para el ciclismo de montaña.

 

Puedes elegir entre tramos de diferentes longitudes y niveles de dificultad. Las rutas tienen una media de 25 km.

 

Todas descienden hacia el valle del río Kamniška Bistrica. Sólo uno de ellos termina en Terme Snovik, en el valle Tuhinjska Dolina.

 

Encontrarás información y mapas en la misma estación del teleférico.

 

9. Las cuevas de leyendas

 

En el paisaje de Velika Planina dominan las grandes praderas pero también encontrarás dolinas, cuevas y huecos, típicos del territorio kárstico.

 

Desde del asentamiento de pastores puedes bajar a la famosa cueva Vetrnica, a la que puedes llegar por un estrecho camino circular.

 

Esta cueva es muy conocida por sus restos de de nieve, que permanecen también durante el verano.

 

En el borde occidental de la meseta (Zeleni rob) se encuentra el pintoresco agujero natural Luknja.

 

La cueva Dovja Griča se encuentra en el valle Tiha dolina y tiene una profundidad de sólo 9 metros.

 

Esta cueva es una fuente de inspiración de todo tipo de leyendas. La más conocidas son las leyendas de los hombres salvajes. Por eso se la conoce como la roca salvaje.

 

10. La capilla de Santa María de las Nieves

 

La capilla de Santa María está situada sobre el asentamiento de los pastores.

 

A lo lejos parece como de chocolate.

 

 

Es un lugar perfeto para que descanses después del paseo por los pastos y disfrutes de las vistas a al asentamiento de cabañas de madera.

 

Originalmente se encontraba aquí antes de la Segunda Guerra Mundial, pero fue quemada por los soldados alemanes al final de la Seguna Guerra Mundial.

 

 

Los pastores construyeron una nueva en 1988.

 

Está dedicada a Santa María de las Nieves y el 5 de agosto celebran una fiesta en su honor.

 

 

En verano, durante la temporada de pasto, se celebran misas sagradas cada domingo y miles de visitantes cada año asisten a la misa de medianoche en la víspera de Navidad.

 

11. En el valle de Kamniška Bistrica

 

Pero no todo lo que reluce está en lo alto la montaña, cuando vuelvas al valle encontrarás también lugares mágicos como el nacimiento del río Kamniška Bistrica.

 

Cerca del alojamiento Dom en Kamniška Bistrica, el agua brota de las rocas de musgo y luego se calma en un lago de aguas turquesa.

 

En verano es un buen sitio para refrescarte.

 

Al lado del nacimiento se encuentra el Palacio de Plečnik que encaja perfectamente con el entorno natural.

 

En menos de un kilómetro, el río pasa por un desflladero, allí encontrarás las gargantas de Veliki y Mali Predaselj.

 

Kamniška Bistrica
Foto de Alex Berger vía Flickr.

 

La garganta Veliki Predaselj tiene 30 metros de profundidad en su punto más profundo, y Mali Predaselj 15 metros. Vistas desde arriba tienen un color azul espectacular.

 

También merece la pena visitar la cascada Orglice.

 

Bonus track. Qué ver en Eslovenia: Súper Guía + Consejos para viajar

 

EsLOVEnia, es ell único país en el mundo que tiene la palabra LOVE (amor) en su nombre

 

Si quieres conocerlo un poco más, aquí tienes una guía, y también algunos consejos útiles, para que acabes enamorado de esLOVEnia.

 

Y aquí una lista sobre qué ver y hacer en Eslovenia, con las mejores 20 experiencias para respirar verde.

 

Respira hondo y coge aire. Eslovenia es N A T U R A L E Z A en estado puro. Lagos, ríos, montañas, montes, valles y cuevas kársticas.

 

¡En Eslovenia vas a respirar verde!

¡Hola, soy Joe!

¡Hola, soy Joe!

Un elefante que en bicicleta va. ✈︎ Después de viajar a lo largo de 20 países por África, América, Asia y Europa , ahora siento la magia de redescubrir el mundo con la mirada de un niño. Estoy aquí para que tú también dejes volar tu imaginación y te inspires para viajar con tus hijos. ¿Quieres saber más?

¿Quieres viajar como los  Elefantes en Bicicleta?

Deja volar tu imaginación y inspítrate para viajar en familia con nuestros relatos de viajes, info útil, ideas, recursos y guías prácticas.

¡Ya formas parte de Elefantes en Bicicleta! Gracias ;)

Escribe tu nombre y mail para que te envíe la guía gratuita

 

35 herramientas útiles para tu próximo viaje en familia y alguna otra sorpresa durante los siguientes días para que viajes como los elefantes en bicicleta ;)

¡Ya formas parte de Elefantes en Bicicleta! Te enviaré un mail para acceder a la guía. Gracias ;)

Pin It on Pinterest

Share This