Ljubljana es una de las ciudades más verdes de Europa. Sostenible, orgánica y saludable.

 

Tiene espíritu mediterráneo pero corazón germánico.

 

Ritmo de pueblo pequeño pero el latido cultural de ciudad vanguardista.

 

Su dimensiones son humanas. Se puede recorrer fácilmente a pie. Y visitar las partes más importantes de la ciudad en tan solo un día.

 

Europa guarda muy pocos secretos, y más cuando hablamos de capitales. Pero Ljubljana es como una perla escondida. ¡Un gran descubrimiento!

 

 

¿Te apetece conocerla? Aquí tienes un itinerario de un día por Ljubljana y una guía para que no pierdas detalle sobre qué ver y hacer.

 

¿Cómo? ¿Qué un día te parece poco?

 

No te preocupes, a nosotros también. Ljubljana nos gustó tanto que al final le dedicamos dos días.

 

Además que, al viajar con un bebé de 15 meses, preferimos ir como los caracoles. Lentos, pero avanzando.

 

Así que también te también te dejo el itinerario para el segundo día. Para que puedas disfrutar de Ljubljana sin prisas 😉

 

Un día en Ljubljana: qué ver y hacer en la capital verde de Eslovenia

1. Datos prácticos sobre Ljubjana

 

Antes de empezar el itinerario, no te vendrán mal algunos datos prácticos para conocer la ciudad:

 

  • A pesar de ser la capital de Eslovenia, tan solo tiene unos 300.000 habitantes.

 

  • Es una ciudad verde y sostenible que vive en contacto con la naturaleza. En el año 2016 fué proclamada como la Capital Verde Europea.

 

  • Aún mantiene el encanto de los lugares pequeños. Pero a la vez ofrece una rica oferta cultural y artística.

 

  • Puedes visitar las partes más importantes de la ciudad en 1 día y haciendo todo el recorrido a pie.

 

  • El centro de la ciudad es peatonal. Podrás pasear tranquilamente con niños.

 

  • Las calles del casco histórico están adoquinadas. Si viajas con un bebé, las puedes recorrer con la sillita sin problemas.

 

  • En algunos restaurantes y cafeterías encontrarás parques infantiles y zona de juegos para niños.

 

  • Sus habitantes, como al resto de eslovenos, utilizan la bicicleta para ir de un sitio a otro. Tu también puedes explorar la ciudad en bicicleta.

 

  • Puedes llegar a la Ljubljana cómodamente en autobús o tren.

 

  • Si viajas en coche, también puedes acceder fácilmente y dejar el coche en algún parking cerca del centro. Los atascos y el tráfico denso brillan por su ausencia.

 

  • Es una ciudad barata si la comparamos con el resto de capitales europeas.

 

  • Ljubljana es una ciudad romántica. Su nombre deriva de Luba, que en la lengua eslava significa “amada”.

 

  • El río que la atraviesa, el Ljubljanica, es conocido como “el río del amor”.

 

  • El símbolo de la ciudad es el dragón, gracias a la leyenda de Jasón y sus Argonautas.

 

  • Ljubljana tiene dos nombres propios. El arquitecto Joze Plecnik, responsable de la fisonomía actual de la ciudad. Y el poeta France Preseren, autor de la historia eslovena más romántica.

 

2. ¿Cuál es el mejor momento para visitar Ljubljana?

 

La mejor época para visitar Ljubljana es de mayo a octubre. Cuando los días son más largos y no hace frío.

 

Al ser una de las ciudades más verdes de Europa, quizás el mejor momento es en primavera, cuando la ciudad florece y se llena de vida.

 

En invierno tiene el carácter dormilón de Europa Central, mientras que verano sale a la luz la espontaneidad mediterránea.

 

Sus habitantes despiertan de su hibernación y salen de sus casas para disfrutar de las actividades al aire libre.

 

La orilla del río Ljublanica se llena de terrazas.

 

Y la agenda cultural está repleta de conciertos y festivales.

 

3. Itinerario de 1 día por Ljubljana: qué ver y hacer

 

Y ahora sí, aquí te dejo un itinerario de un día por Ljubljana y una guía para que no pierdas detalle sobre qué ver y hacer.

 

1. Empieza el día por la por la plaza Prešeren

 

Inicia tu itinerario por el corazón de la ciudad. El mejor punto para empezar a explorar el casco antiguo. La estampa de la plaza Prešeren es de postal. En ella encontrarás varios emblemas de la ciudad: la iglesia barroca de la Anunciación; la estatua del poeta Frances Prešeren, que da nombre a la plaza; el Triple puente y la fachada de las Galerías Emporium.

 

 

Es un lugar ideal para empezar a empaparte del ambiente de la ciudad. Y en los calurosos días de verano para refrescarte con la lluvia artificial que cae del cielo.

 

2. Cruza el Triple Puente

 

Justo delante de la plaza Prešeren, encontrarás el Triple puente, o mejor dicho, los tres puentes que cruzan el río Ljubljanica. Conectan la parte antigua y medieval con la parte moderna de Ljubljana.

 

Cruza el puente y detente un momento a ver la gente pasar. Puede que alrededor del puente encuentres a músicos y artistas callejeros que te animen el día.

 

 

Y sigue cruzando puentes. Como en el juego de la oca: de puente a puente y tiro porque me lleva la corriente.

 

 

Siguiendo el río hacia el norte, el siguiente puente que encontrarás es el Puente de los Carniceros. También conocido como el puente de los candados. Este puente es uno de esos puentes en los que los enamorados dejan un candado como muestra de su amor.

 

3. Revolotea por el Mercado Central

 

Al final del puente de los Carniceros se encuentra el Mercado Central.

 

 

En la plaza Vodnikov revolotea entre tenderetes de fruta, verdura, flores y ropa. En la plaza Pogačarnev descubre productos típicos como el queso, la miel o las salchichas.

 

Mientras que en entre las columnatas del mercado cubierto, diseñado por el arquitecto Jože Plečnik, puedes encontrar paradas con carne fresca, pan y galletas caseras, frutos secos o aceitunas. Y también tenderetes con souvenirs.

 

Y vale, lo admitimos. No nos podemos resistir a curiosear por cualquier mercado. ¿No me digas que no te pasa lo mismo?

 

A parte de un lugar para comprar, los mercados siempre son punto de encuentro entre los locales. Una buena forma de respirar la vida social del lugar. Y el mercado de Ljubljana no es ninguna excepción.

 

4. Siente el rugido del Puente de los Dragones

 

Seguiendo el río en la misma dirección, toparás con el Puente de los Dragones, la imagen más conocida de la ciudad. Aprovecha para sacar alguna foto. No podrás decir que has estado en Ljubljana si no te haces una foto con el dragón de fondo.

 

 

El Puente está considerado como uno de los mejores ejemplos de arquitectura Art Nouveau.

 

 

Cuenta la leyenda que Jasón y sus Argonautas llegaron hasta Ljubljana remontando el río y allí dieron muerte a un dragón tras una sangrienta lucha. Esta mítica bestia se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

 

5. Sube al Castillo de Ljubljana en funicular

 

Puedes llegar al castillo de Ljubljan a a pie, pero con el funicular es más divertido y ahorras tiempo.

 

El castillo medieval data del siglo XV, está situado en una colina, 60 metros sobre el casco antiguo.

 

 

Hoy en día está totalmente restaurado y es escenario de eventos culturales. En las noches de verano, el patio del Castillo se convierte en un cine al aire libre.

 

 

No pierdas la oportunidad de subir las escaleras de caracol hasta lo alto de la torre del Castillo. Y alucina con la vista panorámica de 360 grados sobre Ljubljana.

 

 

Dentro de esta fortaleza puedes visitar algunos museos y exposiciones, de las que te recomiendo una en especial.

 

6. Mueve los hilos en el Museo de títeres

 

Si viajas con niños, divertíos en el Museo de títeres. Los más pequeños lo pasarán pipa moviendo los hilos de las marionetas, jugando con los títeres de sombra y dando vida a los títeres de guante.

 

 

Este pequeño museo interactivo solo tiene una norma que debes respetar: toca y experimenta con todo lo que veas.

 

 

Los títeres tienen una gran importancia para la cultura eslovena. Admira la exposición de marionetas y aprende las diversas técnicas de títere. Pero sobretodo, prueba tus habilidades en esta arte y diviértete.

 

7. Piérdete por el casco histórico

 

Empápate del encanto de la zona antigua de la ciudad. Piérdete por sus calles y plazas.

 

 

Puedes seguir tu ruta por la zona conocida como de las Tres Plazas; la Plaza Municipal, la Plaza Vieja y la Plaza Superior. Un recorrido que alterna monumentos como la Catedral de San Nicolás o la fuente de los Tres Ríos de Carniola y tiendas de diseño.

 

Si aún no eras consciente, ahora ya no tienes duda de porque Ljubljana es una de las ciudades más bonitas de Europa.

 

Los norteamericanos dicen que es como Praga pero sin los turistas y no les falta razón.

 

Y sin embargo también podría ser Viena, Budapest o cualquiera de las capitales que un día pertenecieron al Imperio Austrohúngaro.

 

 

Sé lo que estarás pensando. Y sí, tienes razón, ya va siendo hora de comer.

 

No sufras que en Eslovenia no vas a pasar hambre. Tengo una buena recomendación para ti.

 

 

Chúpate los dedos con la cocina eslovena en alguno de los restaurantes de la zona como Druga Violina, en el que sólo te servirán personas con necesidades especiales. Y prueba el Štruklji.

 

8. Siesta en la playa de Ljubljana

 

¿Siesta?¿Playa? ¡Como lo oyes!

 

En Ljubljana es posible hacer la siesta en la playa.

 

Para bajar la comilona, haz un breve paseo por la orilla del río Ljubjanica, hasta llegar al parque Sipca, conocido como la playa de Ljubljana.

 

 

Es el lugar donde confluyen los dos brazos del río Ljubljanica. Un espacio verde donde encontrarás un chiringuito para poder tomarte un helado.

 

 

Y los más importante, unas tumbonas donde poder hacer la siesta bajo la sombra de los árboles. Así que keep calm and relájate en las tumbonas.

 

 

Vale que estás en el centro de Europa, pero tampoco vas a perder las buenas costumbres 😛

 

9. Navega en barca por el río Ljublanica

 

Tras la siesta, pasea en una barca de madera por el río Ljublanica.

 

No te limites a disfrutar de un ratito de relax en sus orillas, o a cruzarlo a través de sus puentes, sino que tienes que navegarlo!

 

Te ofrece una perspectiva tranquila y reposada de la ciudad.

 

ljubljanica barco Ljubljana Eslovenia
Foto de Jorge Franganillo vía Flickr.

 

Hay decenas de barcos que ofrecen tours por el Ljubljanica, a unos 10-12 euros.

 

Si lo tuyo es el deporte y la aventura, una buena alternativa para navegar por el río es hacerlo en tabla de paddle surf o kayak.

 

10. Un café en la orilla del río Ljublanica

 

La cultura del café y de la tertulia con amigos está muy extendida en Ljubljana. Y tu no vas a ser menos.

 

Tras el paseo en barca, tómate un café o helado en alguna terraza de la orilla del río Ljubljanica. Los mejores helados los encontrarás en Cocoa Cafe.

 

11. Callejea hasta Trubarjeva cesta

 

Continua tu paseo por la riba oeste del río hasta llegar a la calle Trubarjeva cesta.

 

De camino puedes volver a pasar por la plaza Prešeren y girar hacia la calle Miklošičeva para admirar la colorida fachada del edificio del Banco Cooperativo de Negocios (Zadružna gospodarska banka), otra joya del Art Nouveau.

 

Callejea hasta Trubarjeva cesta. Esta céntrica y estrecha calle está llena de tiendas y librerías con encanto.

 

 

Es un buen momento para cenar en la terraza alguno de sus pequeños restaurantes alternativos.

 

¿Te apetece un libanés? ¡Perfrecto! ¡En Libanonske meze in drugi uzitki la comida está riquísima!

 

¿Prefieres algo más balcánico? Acércate a Sarajevo’84 para deleitarte con la cocina bosnia.

 

12. Tómate una cerveza en Metelkova

 

Qué mejor manera de despedir el día que con una cerveza en la mano en Metelkova Mesto. Un lugar utópico. Mágico.

 

 

Una pequeña ciudad dentro de la ciudad. Más allá de la ciudad romántica y sostenible existe la Ljubljana más transgresora

 

 

A tocar de calles adoquinadas, fortificaciones medievales y puentes sobre el río, encontrarás una docena de edificios destartalados que se han convertido en la segunda capital de Eslovenia.

 

 

Metelkova es un icono cultural, artístico y, últimamente, turístico de Ljubljana y Eslovenia.

 

 

Este viejo cuartel militar del ejército yugoslavo quedó abandonado en 1991 y se reconvirtió en centro cultural. Okupado y autoorganizado desde 1995, desde entonces es considerado como uno de los espacios más grandes y relevantes de cultura alternativa y underground de Europa.

 

 

De día es una auténtica galería de arte al aire libre. Mosaicos de colores, grietas y graffittis inundan sus paredes. Por todas partes puedes encontrar esculturas y artilugios creados con material reciclado muy piscodélicos. La estampa es del todo surrealista.

 

 

Cada año Metelkova Mesto alberga más de 1.500 eventos alternativos en sus edificios ocupados, y abarca un amplio espectro de subculturas, desde espectáculos de teatro y conciertos punk, hasta talleres para personas con discapacidad y noches de clubes LGBT.

 

Pero es cuando el sol cae que Metelkova empieza a despertar. Estudiantes y artistas se reúnen en sus calles y bares para tomar una cerveza y disfrutar de la noche.

 

 

Ah! Y por si te lo estás preguntando. Todo el mundo es bienvenido a Metelkova, incluso los turistas. No es un lugar inseguro. No pierdas la oportunidad de descubrirlo!

 

4. Itinerario de 2 días por Ljubljana: qué ver y hacer

 

Si un día en Ljubljana te ha sabido a poco y te has quedado con ganas de más, ya somos dos.

 

A nosotros nos pasó lo mismo. Por eso le dedicamos un segundo día.

 

Así que también te también te dejo el itinerario para el segundo día.

 

Prepárate, porque después de pasar 24 horas en Ljubljana ya estás preparado para integrarte completamente a la vida de la ciudad. Y pasar de turista a lubliano.

 

1. Alquila una bicicleta

 

Los lublianos, como al resto de eslovenos, van siempre en una bici que les lleva a todos lados. Así que a ti también te va a tocar pedalear.

 

Con 200 km de carriles bici, sin duda Ljubljana es una ciudad “bike friendly”.

 

Alquila una bicicleta y explora Ljubljana en bicicleta. Sobre dos ruedas te sentirás libre.

 

No hace falta que vayas al sprint, mejor pedalea en modo paseo tranquilo y disfruta de cada rincón de la ciudad.

 

Puedes empezar la mañana por donde acabaste el día de ayer, Metelkova Mesto. Como ya te he comentado, este centro cultural es una auténtica galería de arte al aire libre. Y bien merece una visita a la luz del día.

 

 

Carga bien la cámara de fotos y el teléfono móvil porque tu cuenta de Instagram va a echar humo. Vas a flipar con tanta psicodelia y colorido. Puro surrealismo.

 

 

2. Descubre Prule en bicicleta

 

Dirígete al centro, zigzaguea por los puentes, sigue por el río Ljubljanica hasta llegar a la bonita Iglesia de San Jacobo. Allí descubre el pequeño barrio de Prule.

 

 

A un paso del centro, aguarda este reducto de casas bajas como una aldea solitaria y tranquila. Sin turistas y sin ruido, recorrer sus calles de arquitectura típica pasa por trasladarse a una suerte de isla con tan sólo pequeños cafés y lustrosos huertos urbanos.

 

3. Sigue la ruta verde

 

Es hora de saber porque Ljubljana es la capital verde. Así que te he preparado una ruta para que le sigas la pista a esta ciudad eco-friendly.

 

Tres cuartas partes del territorio de Liubliana están formadas por áreas naturales y un total de 1.400 hectáreas declaradas bosque valioso.

 

Para disfrutar del aire más puro, nada como visitar alguno de sus parques, inmersos en el área urbana.

 

Pedalea por Prule hasta llegar a los embarcadderos de Spica. Otra vez en la playa de Ljubjana, te puedes refugiar en la sombra de los sauces.

 

 

Tiempo para ver como las nutrias se bañan, algún pescador trata de engatusar a las carpas o los surfistas reman a la deriva sobre una tabla.

 

Después cruza el puente del embarcadero y acércate al Jardín Botánico.

 

Ese uno de los jardines botánicos más antiguos de Europa, no es muy grande pero cuenta con multitud de especies vegetales de todo el mundo. Su invernadero tropical alberga más de 380 especies florales de los bosques tropicales.

 

Está abierto todos los días y la entrada es gratuita.

 

Cruza luego los dos brazos del río Ljubljanica hasta el embarcadero de Trnovo. Y toma un respiro. Sus grandes escaleras te conducirán hacia el río y es uno de los paseos más bonitos de Ljubljana.

 

Al caer la tarde, el lugar se contagia de un ambiente bohemio ya que muchos jóvenes se congregan allí para tocar la guitarra.

 

4. Descubre los huertos de Krakovo

 

Más tarde sube nuevamente del río a la ciudad. Y vés en busca de las las lechugas de los huertos urbanos de Krakovo, uno de los barrios más viejos de Liubliana.

 

Los huertos de Krakovo es un lugar especial. Cerca del el centro de la ciudad, hay dos pequeñas calles con casas de colores en filas, cada casa con su jardín.

 

Ljubljana Krakovo Eslovenia
Foto vía Wikimedia Commons.

 

Hace más de 700 años, cuando Ljubljana era una ciudad medieval, Krakovo era un pequeño pueblo frente a la muralla de la ciudad.

 

Allí vivían familias de pescadores. Los hombres iban a pescar y las mujeres se ocupaban del huerto.

 

Al cabo del tiempo escasearon los peces y cangrejos en el río, pero las frutas y verduras del huerto permanecieron.

 

Es fascinante que hoy, 700 años después de que se mencionaran por primera vez, aún es posible comprar lechugas de los huertos de Krakovo en el mercado de Ljubljana.

 

5. Saborea la cocina del mercado

 

Y del huerto al plato.

 

Después del paseo en bicicleta, apoya el manillar en alguna esquina del Mercado Central. Es hora de comer.

 

En Eslovenia se come muy bien. Y cada vez más, este pequeña país genera grandes cocineros.

 

Desde mayo hasta finales de septiembre, no es necesario desplazarse fuera de la ciudad para disfrutar de su arte: basta con ir al mercado central de Liubliana los viernes.

 

 

En la Odprta Kuhna o Cocina Abierta, hasta 30 chefs de los mejores restaurantes y granjas cocinan al aire libre. Podràs degustar sus mejores platos en estos tenderetes gourmet.

 

Organic Garden, por ejemplo, propone comida vegetariana, mientras que Green Republic sirve deliciosos smoothies completamente naturales. Hay para todos los gustos.

 

6. Respira en el parque Tivoli

 

Después de comer, escapa del calor en el parque Tivoli y refúgiate bajo la sombra de sus árboles. Es tiempo de relax y de disfrutar del aire más puro.

 

Ljubljana Eslovenia
Foto de Francisco Anzola vía Flickr.

 

Es el auténtico pulmón de la capital. Y tiene innumerables caminos arbolados que podéis recorrer en bicicleta hasta las colinas de Sisenski y Roznik. Una opción más relajada es leer en la biblioteca al aire libre del parque.

 

Por la tarde, el parque se llena de estudiantes y familias que se reúnen para hacer un picnic informal o jugar un rato.

 

7. Flipa en el Museo de las Ilusiones

 

Ahora que ya estás más relajado. Te propongo un plan que no te dejará indiferente.

 

Prueba los límites de tu percepción en el Museo de las Ilusiones.

 

Ljubljana Eslovenia
Foto de Chris Sammis vía Flickr.

 

Verás tu cabeza dentro de un plato. Podrás caminar por el techo de la sala rotatoria. Desafiaras la ley de la gravedad en la sala antigravitatoria donde las pelotas ruedan hacia arriba y el agua fluye al revés. Y te volverás loco en el túnel Vortex, donde creerás luchar con todas tus fuerzas para dar un paso adelante dentro de un cilindro giratorio.

 

¿Estás preparado para crecer y encogerte como Alicia en el País de las Maravillas?

 

El museo ofrece alrededor de 40 exposiciones, ilusiones ópticas y hologramas. Una experiència visual, sensorial y educativa donde nada es lo que parece.

 

8. Dibuja una sonrisa en el Festival Ana Destinova

 

Ljubljana tiene el ritmo de pequeño pueblo pero el latido cultural de metrópoli cosmopolita.

 

Cuando cae la tarde, aprovecha su rica oferta cultural. Consulta la agenda de conciertos y espectáculos.

 

Como nosotros, puedes tener la suerte de coincidir con el festival de arte callejero Ana Desetnica. Y dibujar una sonrisa en tus labios.

 

 

Y si no tienes la misma suerte, no desesperes. Durante todo el año hay festivales y eventos para para que no te aburras.

 

Festivales de jazz, literatura, cine, música, danza y teatro o fotografía. Ferias de gastronomía o productos locales. El Carnaval del Dragón. Jornadas Medievales. La lista es interminable.

 

También los niños podrán dejar volar su imaginación en el Festival de Cuentos o viajar al pasado en las jornadas del Castillo.

 

En las noches de verano, el patio del Castillo se convierte en un cine al aire libre. Y cada sábado puedes deambular por el mercado de arte que se instala en la orilla del río Ljubljanica, en el tramo de Breg.

 

Y como no, siempre puedes bailar a ritmo del acordeón de los músicos callejeros y descubrir el folklore y la música tradicional eslovena por los alrededores de la plaza Prešeren.

 

9. Zámpate la mejor salchicha de Carniola

 

No te puedes ir de Ljubljana sin haber provado las famosas salchichas de Carniola (Kranjska klobasa).

 

No hay nada más esloveno que una salchicha de Carniola. De hecho, la cena típica de los domingos en Eslovenia consiste de chucrut, patatas y salchichas.

 

El origen de estas salchichas se remonta a principios del siglo XIX. Y su denominación proviene de la región austro-húngara de Carniola, que comprendía gran parte de la actual Eslovenia.

 

Las mejores las encontrarás en el restaurante de comida rápida Klobasarna, al lado de la catedral.

 

 

El menú es muy sencillo: incluye la salchicha original, de alta calidad Carniola, reconocida como un producto con Denominación Geográfica Protegida, servida con un panecillo de Kaiser fresco, mostaza fina y rábano picante fresco.

 

Están buenísimas. ¡Las vas a devorar!

 

5. Mapa qué ver y hacer en Ljubljana

 

Aquí te dejo el mapa con todos los puntos del itinerario del dos días por Ljubljana para que no pierdas detalle sobre qué ver y hacer en la capital de Eslovenia.

 

Aquí va el mapa del primer día:

Plaza Prešeren

Triple Puente

Mercado central

Puente de los Dragones

Castillo de Ljubljana

Druga Violina

Catedral de Ljubljana

Fuente de los Tres Ríos de Carniola

Park Špica

Cocoa Cafe

Calle Trubarjeva cesta

Metelkova Mesto

Y aquí va el mapa del segundo día:

Mercado central

Park Špica

Metelkova Mesto

Prule

Jardín Botánico

Embarcadero de Trnovo

Huertos de Krakovo

Mercado Cocina Abierta

Parque Tivoli

Museo de las Ilusiones

Klobasarna

6. Ljubljana: 20 planes para exprimir al máximo la capital verde de Eslovenia

 

Después del itinerario de dos días por Ljubljana, en este post de doy la lista de los 20 mejores planes para que puedas exprimir al máximo la capital verde de Eslovenia.

 

Espero que no te pierdas detalle y los disfutes 🙂

7. Últimos consejos para visitar Ljubljana

 

Y para terminar te voy a dar algunos consejos extra para que puedas vivir Ljubljana de una manera muy original y diferente.

 

Se llegas a Ljubljana como un turista, pero quieras dejarla como un local, prueba con las propuestas de CurioCity (curiocity.si). Ofrecen circuitos alternativos tan originales como Express your Selfie, para que puedas compartir las mejores fotos en Facebook o Instagram. O From Ljubljana with Love, donde recorrerás la ciudad a través de sus empresas e iniciativas sociales.

 

 

Ljubljana Alternative Tours (ljubljanagraffititour.com) ofrece tours gratuitos, como el de graffiti, que siempre terminan en la zona cultural de Metelkova Mesto. O el tour feminista, sobre las heroínas ocultas de Ljubljana y la lucha por los derechos de las mujeres.

 

 

Pero para vivir una experiencia realmente única, puedes pasar una noche en la cárcel! Así, como lo oyes.

 

Tampoco hace falta que cometas ningún delito. Alójate detrás de las rejas en Hostel Celica, el primer eco-albergue certificado del mundo y una antigua prisión militar reutilizada (hostelcelica.com)

 

Las habitaciones miden 9 metros cuadrados y conservan los barrotes originales. Cada una de las celdas está decorada por un artista local diferente. Y los precios no son muy caros.

 

Aunque si viajas con niños, tal vez prefieras la comodidad del primer hotel verde de la ciudad, el Hotel Park, o de algún apartamento a través de Airbnb.

 

Finalmente, espero que el itinerario de un día por Ljubljana (y de dos) te haya gustado y te permita conocer los rincones más turísticos de la capital eslovena, però que también la puedas conocer con los ojos de un local y descubras alguno de los secretos que no salen en las guías.

 

Ah! Y no te olvides de escribirme a la vuelta!

 

Y si tienes alguna propuesta para este itinerario por Ljubljana, tampoco dudes en compartirlo en los comentarios.

 

Gracias 🙂  

 

8. Bonus track. Qué ver en Eslovenia: Súper Guía + Consejos para viajar

 

EsLOVEnia, es ell único país en el mundo que tiene la palabra LOVE (amor) en su nombre.

 

Si quieres conocerlo un poco más, aquí tienes una guía, y también algunos consejos útiles, para que acabes enamorado de esLOVEnia.

 

Respira hondo y coge aire. Eslovenia es N A T U R A L E Z A en estado puro. Lagos, ríos, montañas, montes, valles y cuevas kársticas.

 

¡En Eslovenia vas a respirar verde!

¡Hola, soy Joe!

¡Hola, soy Joe!

Un elefante que en bicicleta va. ✈︎ Después de viajar a lo largo de 20 países por África, América, Asia y Europa , ahora siento la magia de redescubrir el mundo con la mirada de un niño. Estoy aquí para que tú también dejes volar tu imaginación y te inspires para viajar con tus hijos. ¿Quieres saber más?

¿Quieres viajar como los  Elefantes en Bicicleta?

Deja volar tu imaginación y inspítrate para viajar en familia con nuestros relatos de viajes, info útil, ideas, recursos y guías prácticas.

¡Ya formas parte de Elefantes en Bicicleta! Gracias ;)

Escribe tu nombre y mail para que te envíe la guía gratuita

 

35 herramientas útiles para tu próximo viaje en familia y alguna otra sorpresa durante los siguientes días para que viajes como los elefantes en bicicleta ;)

¡Ya formas parte de Elefantes en Bicicleta! Te enviaré un mail para acceder a la guía. Gracias ;)

Pin It on Pinterest

Share This